El Espanyol afrontará después del parón internacional 15 días frenéticos. Los pericos no han empezado de la mejor manera LaLiga y deberán tratar de implementar los mecanismos adquiridos con David Gallego.

El primer compromiso será ante el Eibar, en Ipurua el 15 de septiembre, a las 12.00 horas. Será un partido difícil por la manera de jugar del rival y más siendo visitantes. Al equipo blanquiazul le suele costar jugar en estos escenarios y podría ser un encuentro parecido al de Mendizorroza ante el Alavés.

Después, toca cambiar el chip y afrontar el primer partido de la fase de grupos de la Europa League, contra el Ferencvaros en casa. Sobre el papel, el Espanyol es superior al conjunto húngaro y querrá empezar con buen pie esta etapa de la competición.


Días más tarde, de nuevo en competición doméstica, toca recibir a la Real Sociedad, en el RCDE Stadium. Para seguir medirán fuerzas ante el Celta de Vigo en Balaídos, en jornada intersemanal.

En la recta final tocará jugar contra el Valladolid de Sergio González en casa y se cerrarán estos 15 días de máxima intensidad en Moscú ante el CSKA en el segundo encuentro de la fase de grupos de la UEFA Europa League.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre