Pues ya estaban tardando en salir las hienas en pedir que el Real Club Deportiu Espanyol renuncie a su ilustre título de Real. Al parecer, abrió la veda un columnista en una web de información blanquiazul, y como nada es casualidad, a las pocas horas nos llega otro comunicado del Col.lectiu Roger de Lluria que como ustedes saben son Jordi Princep, Ernest Vilches el amigo del “Tanta”, Joan Xollet y algún desperdigado más, vamos, que no te llenan dos taxis.

El caso es que es el segundo comunicado del peculiar colectivo en una semana, recuerden que ambos han sido en plena ola de calor…  En el primero pedían la vuelta de Collet como salvador, y en el segundo que el Espanyol renuncie a su preciada y noble corona. En el tercero nos querrán endilgar en el puesto vacante de utillero a Turull, a fin de que tan ardua y fragosa labor le compagine al delincuente para la reducción de condena. No va  a ser lo mismo lavar los calzoncillos de Javi López en la Ciudad Deportiva del Espanyol, que los de Junqueras o  un primo de Dieguito El Malo en Lledoners.

Y, es que, mejor será tomarse a broma las chaladuras de estos destornillados que no paran de intentar incesablemente mezclar la política con el RCD Espanyol. Los mimos que se han pasado la vida  protestando por la aparición de banderas españolas en las gradas son los que más y con más poca vergüenza intentan meter la política en nuestro club. Banderas españolas o catalanas que hasta un niño pequeño sabe que son cualquier cosa menos políticas. Decir que se puede sentir uno muy orgulloso de ser español siendo de derechas o de izquierdas es una tontería, pues aun así, oigan, hay quienes no lo entienden…

Tendrá problemas más importantes el RCD Espanyol ahora mismo que echar al utilero o plantearse siquiera lo de prescindir de su noble título de Real, algo que ni siquiera se le pasa por la cabeza a una entidad como La Real Sociedad de San Sebastián. Porque, cuando uno es Real lo es para siempre, independientemente de quien sea el Rey, o la Reina. A no ser, claro, que lleguen los republicanos con sus extrañas costumbres y tradiciones de cortar la cabeza o fusilar a los que no piensan como ellos. El Espanyol es y será Real independiente  de que el Rey emérito Juan Carlos I, haya cobrado alguna comisión o no, o si ha tenido, o no, algún escarceo amoroso, está feo, y resulta muy indecoroso meterse en los asuntos de alcobas ajenas.

La concesión de Real le vino dada a la entidad blanquiazul el 25 de abril de 1912 por parte del monarca Alfonso XIII, abuelo del actual rey emérito Juan Carlos I. Como todo el mundo sabe, excepto las pobres víctimas de los libros de textos de la educación catalana, hombre clave e importante en la transición española. Hito histórico que ha permitido, entre otras cosas, que indocumentados como los del Col.lectiu puedan decir las tonterías que dicen sin que nadie los fusile al alba contra un paredón, como sí sucedió por ejemplo en Paracuellos del Jarama en 1936. Como rezaba nuestro antiguo y mejor himno: “Real eres, tu nobleza justifica el adjetivo” .


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre