Si el calificativo de equipo revelación de LaLiga en su primera división podrían disputárselo ahora mismo equipos como el Espanyol o el Alavés, en segunda la cosa no admite discusión alguna. El Alcorcón que entrena el ex-jugador y ex–secretario técnico espanyolista Cristobal Parralo, está teniendo un inicio de temporada espectacular, tanto en juego como en resultados y está siendo la sensación de la categoría.

EFE.- El sorprendente liderato en solitario del Alcorcón por segunda jornada consecutiva, algo que nunca había logrado en su historia transcurrido más de un tercio de campeonato, está ilusionando a una afición alfarera que ya sueña despierta tras el sufrimiento de las dos últimas campañas con el peligro real del descenso a Segunda B.


Ilusión es la palabra más repetida entre la afición alfarera y también la que resume mejor el buen momento que está viviendo el Alcorcón, que ni en sus mejores sueños se podía imaginar que disputadas quince jornadas iba a ser líder en solitario de Segunda. Esta temporada, partido a partido, las caras de los aficionados al marcharse de Santo Domingo tras ver a su equipo denotan alegría. Después de dos permanencias agónicas las dos últimas campañas en la última jornada el único objetivo que se marcaba el club era la salvación y, a poder ser, sin sufrir tanto.

Después de quince partidos el objetivo de los cincuenta puntos está a solo diecisiete, el juego que practican los futbolistas de Cristóbal Parralo ha cautivado a la afición y la solidez de equipo bien trabajado es algo que ya reconocen todos los rivales. Aún así, el mensaje que se sigue emitiendo desde el vestuario es de humildad, sobre todo por parte del entrenador cordobés que conoce los vaivenes del fútbol y lo efímero del disfrute de los éxitos.

“No soy quién para quitar ilusión a la gente, pero yo tengo que tener los pies en el suelo porque estamos en una Liga complicada. Ahora mismo me preocupa poco el liderato, lo que me preocupa son las sensaciones que deja el equipo. El liderato es de manera merecida, pero sigue siendo anecdótico, aunque estoy orgulloso”, confiesa Cristóbal.

Lo que no se puede negar es que este Alcorcón infunde respeto a los rivales, sobre todo a nivel defensivo, puesto que sus números así lo reflejan. En quince partidos de Liga solo ha encajado seis goles y en once encuentros ha dejado su puerta a cero. De las cinco grandes Ligas europeas (AlemaniaInglaterraItaliaFrancia España), de los 201 equipos de Primera Segunda, solo mejoran esos números dos clubes de la talla del Manchester City y el Liverpool.

La conexión que existe entre equipo y afición se ha hecho palpable los dos últimos partidos frente a Elche Zaragoza en los que hubo lluvia y frío y el estadio presentó muy buena entrada. “Felicidades para todos aquellos que siguen y quieren al Alcorcón, especialmente para los valientes que han asistido hoy al partido a pesar de la lluvia. Gracias a todos, seguimos soñando”, dijo el presidente del club, Ignacio Legido, al término del último choque.

La realidad que vive el Alcorcón actualmente, pese a que aún quedan veintisiete jornadas, es que la salvación está cerca y a partir de ahí solo quedaría soñar sin presión por algo más, como recalcan desde el vestuario los jugadores. La próxima jornada el Alcorcón visita el Carlos Belmonte para medirse al Albacete, quinto clasificado con 27 puntos, seis menos que ellos. Un empate o una victoria les permitiría seguir manteniendo el liderato y, en caso de derrota, un tropiezo del Deportivo frente al Rayo Majadahonda también.

 

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre