La gestión del área social del Espanyol encabezada por Alberto Ariza sigue mostrando su lado más humano. En esta ocasión se acercaron a casa de Jordi Sabaté Pons, un gran perico que sufre la maldita ELA. Ariza junto a Capdevila y Ángel Rojas otorgaron un novedoso sistema de realidad virtual para poder ver los partidos desde casa.

El Espanyol sigue acercándose al simpatizante y arropando a los más vulnerables en momentos complicados.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre