El ex delantero del RCD Espanyol, entre otros equipos, volvió a jugar un partido de fútbol tres años después de su prematura retirada. El delantero dejó el deporte para dedicarse al mundo de la música y hace unas semanas volvió a firmar por Banfield, para dar una alegría a su padre, aficionado del ‘Taladro’ como se conoce al conjunto verdiblanco.

El regreso de Pablo Daniel Osvaldo fue en El Monumental contra River Plate y cerca estuvo de liarla en forma de golazo.

Además, el delantero dejó un recado a los aficionados rivales cuando fue preguntado por su recibimiento al ser un ex de Boca: «me chupa un huevo», dijo el argentino.

Comentarios


Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre