Leo Baptistao fue uno de los protagonistas del partido de ayer que enfrentó al RCD Espanyol y al Leganes en el RCDE Stadium. Sus lágrimas en el banquillo han sido motivo de todo tipo de comentarios en el mundillo perico, la mayoría de ellos de apoyo y solidaridad con el delantero, como no podía ser de otra forma.

Pero detrás de las lágrimas de Leo Baptistao podría existir un factor de tensión más. Además de su comprendida frustración por algún error en el terreno de juego y la tímida pero existente pitada que le dedicaron algunos aficionados espanyolistas al ser cambiado por Rubi en el minuto 88.


Según ha podido saber La Contra Deportiva, el Shanghai Shenhua, club de la SuperLiga china en el que ha recalado el ex-entrenador perico Quique Sánchez Flores está muy interesado en hacerse con los servicios del delantero brasileño. De hecho algunas fuentes afirman que la entidad del país asiático ya habría hecho saber al Espanyol su intención de abonar unos 4 millones de euros por el traspaso del jugador blanquiazul.

Oferta que el Espanyol ha considerado ya insuficiente, haciendo saber al club chino de Quique que no negociaran la salida del punta por menos de siete millones de euros.

 

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre