El Espanyol B recupera la senda del triunfo y pone fin a su mala racha de resultados. El filial perico derrota al Santboià en un partido vibrante tal y como lo refleja el resultado final: 3-2. Los blanquiazules necesitaron adelantarse tres veces en el marcador para sumar los tres puntos. El equipo de Carlos Castro, que se estrenaba en el banquillo de la Ciudad Deportiva, fue superior a su rival que, sin embargo, aprovechó muy bien las pocas opciones de gol que tuvo.

Sin la presión por los puntos, con los objetivos cumplidos en la liga regular, Espanyol B y Santboià se presentaban en la Ciudad Deportiva Dani Jarque dispuestos a ofrecer un buen espectáculo futbolístico. Los de Carlos Castro, que se estrenaba en el banquillo, fieles a su apuesta: posesión, posesión y más posesión. Los de ‘Piti’ Belmonte, por el contrario, bien ordenados en defensa, serios sin balón y con una interesante predisposición ofensiva.

El filial fue dominador del juego y tuvo pronto las primeras opciones para marcar. Álex, en un lanzamiento de falta, obligó a Leiva a lucirse. Puado tuvo su opción tras una buena jugada de Pedrosa, muy activo durante el partido. La insistencia se transformó en gol. Lluís, por tercera semana consecutiva, sacó provecho de una jugada de estrategia para adelantar a los suyos. Cierto es que antes Álex evitó el gol visitante con una gran intervención tras un remate de Bellido.

El Espanyol B dominó el partido. Los de Carlos Castro siguieron buscando la portería contraria con asiduidad. Pedrosa, Puado y Cristo, al que le anularon un gol, pudieron ampliar la ventaja local. El control perico, sin embargo, se vio alterado en los compases finales. El Santboià, en una jugada confusa, logró empatar gracias a Revi. Reaccionaron rápidamente los espanyolistas con una gran acción de Víctor Gómez que remató Puado.

Continuó el filial con un buen ritmo tras el descanso y generando ocasiones ante un rival que sí trató de tener más balón, pero sin crear peligro. Los blanquiazules, en cambio, sí que tuvieron buenas opciones para ampliar su ventaja en el marcador aunque no acabaron de concretar las oportunidades.

El Espanyol B pareció relajarse un poco y esta situación la aprovecharon los visitantes para empatar en su primera aproximación clara al área perica. Oriol Molins, con un buen remate de cabeza, logró la igualada.

El filial no tardó en reaccionar y en la acción posterior, Genís pudo marcar el tercero, pero su remate se estrelló en el larguero. Quien no falló fue Doncel. El extremo recibió un balón de Víctor y con un gran zurdazo superó a Leva. 3-2 y la victoria fue para el Espanyol B.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre