El Eibar debuta en Liga en Ipurua después de haber disputado tres partidos a domicilio, en los que sólo ha logrado un punto de nueve posibles, igual que el Espanyol, un rival que llegará con bajas y sin haber marcado todavía un gol.

José Luis Mendilibar sólo cuenta con la baja por lesión de Esteban Burgos en las filas locales, por lo que las variaciones pueden ser importantes en cuanto a la rotación de jugadores.

Lo que es seguro es que Cote volverá al fin a ocupar el lateral izquierdo, algo que el equipo pedía a gritos en estas jornadas.


Diop y Expósito se postulan como titulares en la medular, con Orellana y Pedro León en bandas. En el ataque armero, Charles se ha ganado ser titular y probablemente le acompañará Enrich, que fue uno de los sacrificados en el choque ante el Atlético en Madrid.

La afición tiene muchas ganas de ver en vivo a los suyos en Ipurua, que estrenará la nueva grada oeste a pesar de no estar totalmente acabada aunque sí lista para recibir a los aficionados que tuvieron que sacrificar sus abonos la pasada campaña.

El Espanyol se presentará en Eibar tras un pobre comienzo liguero, que ha hecho a su cuerpo técnico aprovechar el parón por los compromisos de las selecciones para trabajar los automatismos, pero, sobre todo, para pulir el nivel físico de la plantilla.

El entrenador, David Gallego, es consciente del peligro del Eibar. El anfitrión es uno de los equipos más intensos de la competición y uno de los que más peligro crea con los centros al área. Durante toda la semana los blanquiazules han trabajado para eclipsar estas virtudes.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre