El equipo de Rubi encadenó, con el empate en Mestalla, su mejor dinámica de resultados desde octubre, cuando empataron en Villarreal, ganaron al Rayo en casa y obtuvieron la igualada en su viaje a Valencia. Tres partidos consecutivos sin conocer la derrota sumando 5 de los 9 últimos puntos posibles.

Una situación que no se daba desde el pasado octubre cuando los espanyolistas ganaron al Villarreal (3-1), vencieron en Huesca (0-2) y empataron en Valladolid (1-1). Esta racha fue cortada por la derrota (2-1) en los dieciseisavos de Copa en el Ramón de Carranza contra el Cádiz.

Desde el tropiezo en tierras andaluzas el equipo sufrió un bajón considerable sumando un total de 3 puntos de 33 posibles, algo que lastró la situación del equipo en la tabla. Se pasó de luchar por el liderato a estar más pendientes del descenso. Parece que tres meses después, y con el calendario más próximo, el futuro se puede mirar con otros ojos.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre