El Espanyol afrontó el partido con muchas novedades en el once, entre ellas, la titularidad de Matías Vargas y Wu Lei. El paritdo no pudo empezar mejor, ya que los dos serían protagonistas en el minuto dos de encuentro. Un centro del argentino fue cabeceado por el asiático al fondo de la red.

El encuentro empezó de la mejor manera posible para que los pericos pudieran dormir el partido y jugar al fútbol control que propone David Gallego. El equipo fue madurando el encuentro y tras una rápida transición llegó el segundo. Dídac Vilà recuperó y asistió en largo para Víctor Campuzano, el canterano controló y definió con un tiro cruzado al meta suizo.

Los de David Gallego rebajaron la intensidad debido a la amplia diferencia en el global de la eliminatoria y pese a ello aprovecharon un resquicio en la defensa helvética para colar el tercero, otro de Víctor Campuzano. Con el 3-0 se llegó al descanso.


La segunda parte tuvo como protagonista a la cantera. David Gallego decidió dar entrada a Pol Lozano, Nico Melamed y Javi Puado. El resultado quitó cualquier atisbo de emoción al segundo tiempo.

Un mano a mano bien parado de Müller a Wu Lei fue el único acercamiento con peligro. La relajación jugó una mala pasada a Diego López, quien estuvo cerca de cometer un error garrafal al controlar un balón y permitir un disparo claro del delantero del Luzern. Por suerte, el meta gallego achicó a tiempo y paró.

Los pericos esperan en la última fase previa al Zorya Luhansk ucraniano. La ida se jugará en el RCDE Stadium y la vuelta en Ucrania.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre