El Espanyol visita este domingo al Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano después de firmar su mayor goleada histórica contra el Ludogorets en la Liga Europa, una victoria que ha levantado el ánimo del cuadro blanquiazul, dispuesto a dar la sorpresa contra los rojiblancos.

El conjunto perico vive una situación complicada en LaLiga. Es penúltimo en la clasificación y ha cosechado dos derrotas consecutivas en la competición. El vestuario, de todos modos, está convencido de que puede hacer daño a los de Simeone y volver con un resultado positivo a Barcelona.

El técnico, Pablo Machín, realizará cambios en el once inicial después de la acumulación de partidos. Los futbolistas menos habituales han demostrado un alto nivel en sus compromisos europeos y el entrenador podría tenerlo en cuenta.


El rendimiento del Espanyol es muy negativo como anfitrión, pero como visitante muestra su mejor versión. Hasta ahora, los blanquiazules han sumado ocho puntos fuera de casa, una de las mejores cifras de toda LaLiga. En el Wanda Metropolitano, donde el Atlético no ha perdido, confían en mantener la dinámica.

El balance entre estos dos conjuntos es favorable al equipo local, aunque para los pericos no es un campo inexpugnable. En las últimas cinco visitas del Espanyol al feudo rojiblanco, el anfitrión ha ganado tres veces, ha cedido un empate y una derrota. La temporada pasada el duelo se definió con un 1-0. Es uno de los únicos cuatro visitantes que han ganado en el Wanda Metropolitano.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre