Roberto Soldado es uno de los delanteros de LaLiga que ha cambiado de equipo en este mercado de fichajes. El punta firmó con el Levante previo pago de una cláusula indemnizatoria que había en su contrato en el Granada de 500.000 euros, pero pudo marcharse a otro club. De hecho, el Espanyol estuvo interesado en él.

Pese a sus 36 años, Soldado es una garantía de gol tal y como ha demostrado en el Granada. Según MARCA, el delantero había sido tanteado con propuestas firmes por varios equipos de la Liga una vez acabado el campeonato. Estaba el Levante, pero el Espanyol y el Mallorca también lo querían para su nuevo proyecto en Primera. 


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorTurno del Espanyol en la vacunación de la Generalitat
Artículo siguienteA Marbella para continuar con la pretemporada del Espanyol

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre