Morata y Bale sentenciaron un el duelo en el que el Espanyol prácticamente ni compareció.

El Real Madrid se ha impuesto este sábado al RCD Espanyol (2-0) con goles de Álvaro Morata y Gareth Bale, que volvía tras superar su lesión. El equipo blanco solventó su compromiso ante un Espanyol que no se impone en Chamartín desde 1996 y que estuvo durante todo el partido a la expectativa viéndolas venir. Ni Quique ni la inmensa mayoría de los jugadores pericos estuvieron ayer a la altura de lo que representa un club centenario como el RCDE.

En un choque con varios no habituales en el conjunto blanco, los de Zidane no concedieron en defensa y, sustentados en la media, cocinaron al ordenado conjunto de Quique que no mostró ningún tipo de ambición para luchar por la victoria. Como suele ser habitual, el choque entre ‘pericos’ y madridistas arrancó con las usuales tentativas de ambos equipos. Los pupilos de Zinédine Zidane, ayudados por el ‘factor casa’, dominaban la posesión ante un RCD Espanyol que arriesgaba lo mínimo en la salida de balón y que apostaba por la velocidad de Gerard Moreno.

Vivía tranquilo un Diego López ovacionado en su vuelta al Bernabéu que apenas tuvo trabajo en los primeros minutos hasta que Pepe inquietó con un cabezazo desviado. Los locales tocaban en la sala de máquinas con constante presencia entre líneas de Isco y Cristiano Ronaldo. En bandas, Carvajal y Nacho obligaban al Espanyol a defender en bloque. Cerca estuvo Piatti de mandar al traste la táctica de Quique con una entrega hacia atrás que cazó Lucas y que casi materializó Cristiano con un disparo que se paseó por el área pequeña.

En esas, el Real Madrid, que bajó levemente sus prestaciones durante unos minutos, marcó el primero con un espectacular testarazo de Morata, justo después de serle anulado un tanto por fuera de juego.

Segundo tiempo

A la vuelta de vestuarios, Quique introdujo a Hernán para percutir por la banda de Nacho, mientras que Zidane puso a Gareth Bale a calentar. El partido siguió por el mismo sendero aunque con una pizca menos de brío en ambos equipos. Pocas concesiones y menos juego de toque que durmieron a la grada en ‘la hora de la siesta’, salvo en una ocasión de Cristiano Ronaldo que se fue por alto.

Ni el Madrid sentenciaba, ni el Espanyol apretaba en una segunda parte regida por la igualdad que no cambió el sino del choque. Por la peligrosidad del resultado, Zidane metió piernas frescas con la entrada de Marcelo y le sirvió al Madrid para sentenciar el envite con el tanto de Gareth Bale en un contragolpe.

Inconcebible

Ya en los últimos minutos de partido (82) Quique decide hacer un cambio, la tablilla muestra el número de salida de Jurado y el de entrada de Álvaro Vázquez. Para sorpresa y desesperación de la afición perica, el andaluz salió del campo andando y desganado, pese a ir perdiendo el partido por 1-0 y quedar aun algunos minutos para intentar puntar.

Fue la viva imagen de una contienda que el Espanyol no encaró en ningún momento con la determinación e intensidad que merece un feudo como el madridista. Ahora el trabajo más urgente que tienen cuerpo técnico y jugadores es intentar revertir cuanto antes la lamentable imagen ofrecida en el Bernabeu. Ahora toca pensar en Osasuna, Celta y Villarreal.

Ficha

Real Madrid: Casilla; Carvajal, Pepe, Varane, Nacho (Marcelo, min. 81); Kroos, Kovacic (Casemiro, min. 61), Isco; Lucas, Morata (Bale, min. 71) y Cristiano.

Espanyol: Diego López; Diego Reyes, Duarte, David López, Aarón; Javi Fuego, Diop, Jurado (Álvaro, min. 82), Piatti, Reyes (Hernán Pérez, min. 46) y Gerard Moreno. Goles: 1-0, min. 33: Morata; 2-0, min. 83: Bale.

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité Navarro). Mostró cartulina amarilla a Gerard Moreno (min.28), Javi Fuego (min. 53), Diop (min. 68) y Aaron (min. 88) por parte del Espanyol y a Kovacic (min. 41), Isco (min. 48) y Casemiro (min. 83) por parte del Real Madrid.

Espectadores: partido de la jornada 23 de La Liga Santander, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 75.606 espectadores.

 


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre