La tienda fugaz y pasajera que ha montado el RCD Espanyol en las Ramblas de Barcelona para dar un empuje al encuentro de hoy entre el club barcelonés y la Real Sociedad triunfó ayer en las ramblas. La mítica calle barcelonesa se tiñó de alegría blanquiazul respondiendo a la promoción que había lanzado el club repartiendo 1.000 invitaciones entre aquellos socios que la visitaran con una camiseta oficial del equipo.

Algunos comerciantes de la zona han llegado a asegurar que desde que despareció el famoso Maradona de las Ramblas que hacía las delicias de los viandantes con sus espectaculares malabares de balón no se había rezumado tanto ambiente futbolístico. “Las celebraciones del Barça en canaletas no es lo mismo hombre, ese día hay vandalismo, tropelías, y tenemos que bajar las persianas por miedo al pillaje” ha aseverado un comerciante a esta casa “hoy todo es distinto, gente alegre feliz y paseando con jolgorio y parranda, da gusto verlos” ha sentenciado este comerciante que prefiere mantener el anonimato por miedo a las represalias que pudieran llegar desde la plaza Sant Jaume.


Después de este rotundo éxito Mister Chen tendría que plantearse seriamente que la tienda deje de ser efímera par ser permanente porque lo que tiene lo efímero es que se esfuma y además sin dejar rastro, una pena.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre