El primer equipo femenino del RCD Espanyol se despidió del 2018 con un sabor agridulce tras el empate ante el Rayo Vallecano. Aunque el equipo dirigido por Joan Bacardit llevó el peso del encuentro, especialmente en un primer tiempo plagado de ocasiones, fueron las madrileñas las que se adelantaron con un gol en la segunda mitad. Finalmente, un gol de Eli a dos minutos para el final puso un poco de justicia al marcador, a pesar de no poder conseguir los últimos tres puntos del año.

Las espanyolistas salieron muy concentradas y eso rápidamente se dejó notar sobre el césped. En un inicio de partido muy disputado, fueron las jugadoras de Bacardit las que lograron mantener más tiempo el balón en propiedad y las que visitaron con más frecuencia el área rival.

Todo hacía pensar que, tarde o temprano, el Femenino conseguiría inaugurar el marcador, pero para sorpresa de todos fueron las visitantes las que consiguieron el gol. En apenas la primera ocasión que tuvieron, las madrileñas no perdonaron y Ángeles mandó al fondo de la portería un remate de cabeza para hacer el 0-1.


El gol hizo daño a las pericas, pero no se rindieron y, después de unos minutos, volvieron a recuperar el dominio del juego. Inés estuvo cerca de lograr el empate en una jugada de estrategia, pero la suerte daba la espalda a las blanquiazules.

Finalmente, a dos minutos para la conclusión del encuentro, llegó la recompensa mínima para las futbolistas del Femenino. En pleno asedio a la portería de Alicia, Berta vio el desmarque de Eli dentro del área y la delantera perica conectó un cabezazo que acabó en el fondo de la portería, convirtiendo el 1-1 definitivo.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre