El Espanyol salió al campo con las ideas muy claras. Esto le sirvió para, a los siete minutos, adelantarse en el marcador. Nayadet remató una falta lateral servida por Maya. La chilena desvió lo justo el balón para enviarlo al fondo de la red.

Tras el gol el Oviedo dio un paso adelante y presionaba la salida de balón. Además, se acercaba con más o menos peligro a balón parado. Intentaba sacar rédito de los saques de esquina y de cualquier libre directo. Mientras, el Espanyol intentaba jugar por fuera, pero solo podía generar peligro con chutes desde la frontal.

Tras el gol el Oviedo dio un paso adelante y presionaba la salida de balón. Además, se acercaba con más o menos peligro a balón parado. Intentaba sacar rédito de los saques de esquina y de cualquier libre directo. Mientras, el Espanyol intentaba jugar por fuera, pero solo podía generar peligro con chutes desde la frontal.

En la segunda parte el ritmo del partido creció. Por momentos se convertía en un ida y vuelta. El Espanyol no encontraba los espacios necesarios para dominar. Ya lo avisó Rubén Casado en la previa: un campo de dimensiones reducidas y que eso se notaría. Aún así, a nivel defensivo, el Espanyol se mostró muy serio y el empate acabó llegando de penalti bastante riguroso en los minutos finales.

El Espanyol cede sus primeros puntos en lo que va de liga tras una visita complicada a Oviedo.

Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorDarder marca los tiempos del Espanyol
Artículo siguienteEl conjunto local sorprende al Espanyol ‘B’ (2-1)

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre