El RCD Espanyol Femenino ha dejado la nota positiva al espanyolismo en el fin de semana tras las derrotas del primer equipo y el filial masculino. En el minuto 4 Lombi y Baudet protagonizaron una clara doble ocasión. Cinco minutos después era Maya quien perdonaba. Después, el Pradejón, en un balón largo, tuvo su oportunidad más clara con un lanzamiento al palo.

Tras estas ocasiones el ritmo bajó, aunque antes del descanso volvió a pisar el acelerador: Maya volvió a tener el gol en sus botas en el 38 y en el 41, Baudet. En el 44 la capitana ya sí que no perdonó y con un gran testarazo puso por delante al Espanyol.

En la segunda parte apenas hubo ocasiones. Eso sí, en el 59, Manu Lareo marcó un gol fantasma, pero la juez de línea no llegó a ver si el balón entraba por completo o no. De haber subido al marcador, hubiese dado más tranquilidad a las chicas de Rubén Casado. El Pradejón, sin generar peligro, seguía vivo y con sensación de frescura como para cambiar el signo del marcador en cualquier momento. Y la tuvo en el añadido, pero por suerte para las blanquiazules, el resultado no se movió más.


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorVicente Moreno: «No siempre se ven en un partido 10 minutos de descuento»
Artículo siguienteEl Juvenil B arranca con victoria el curso (1-2)

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre