El filial del RCD Espanyol de Barcelona volvió a la senda de los triunfos con una victoria muy exitosa frente al Andorra, un triunfo que coloca al Espanyol B como segundo clasificado de la Segunda División B. En el primer partido de la segunda vuelta, los hombres de Gay hicieron lo que todavía nadie había conseguido: derrotar a los andorranos a domicilio. Jutglà abrió la lata a los veinte minutos y, justo en la reanudación, Nico puso tierra de por medio con el segundo tanto del enfrentamiento y Alberto redondeó el resultado para conquistar el Prada de Moles, hasta esta jornada, un fortín inexpugnable.

Una jugada colectiva donde la pelota cayó muerta en el punto de penalti del área andorrana y Jutglà sacó el rifle para abrir la lata. El gol dio alas a los pericos que pudieron aumentar la renta a la media hora con una jugada individual de Nico que, enfilando la banda izquierda, se deshizo de Loureiro y conectó un disparo que no encontró portería.

El descanso no pudo ir mejor para los jugadores del filial que encarrilaron el partido justo a la salida de los vestuarios. Con escasos tres minutos disputados de la reanudación, Nico repitió jugada, en este caso desde la banda derecha, y batió a Ratti con un disparo perfilado desde la frontal. 0-2 y el partido empezaba a hacer bajada.

El marcador obligó a los andorranos a estirarse para intentar acercarse al marcador, pero el trabajo colectivo de todas las líneas pericas, limitaron de lo más cualquier intento. Es más, los jugadores de Gay quisieron marcharse del Prada de Moles por la puerta grande y antes de que se cumplieran los noventa minutos Alberto hizo subir el definitivo 0-3 para marchar hacia la Ciudad Deportiva Dani Jarque con los primeros tres puntos del 2020 en el bolsillo e instalado en la segunda posición del campeonato.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre