El filial del RCD Espanyol de Barcelona mostró su cara más guerrera en el empate frente al Lleida Esportiu en un duelo muy disputado y que se vivió con mucha tensión tanto en la grada como en el césped. Los de Gay fueron a remolque, pero no bajaron los brazos y respondieron las dianas rivales con los goles de Jutglà y Soni en un partido de raza y lucha constante.

Desde el pitido inicial, el ritmo se convirtió en el auténtico protagonista sobre el césped de la Ciudad Deportiva Dani Jarque, con dos equipos muy enchufados y con ganas de tener el balón en terreno contrario. Si la balanza de la posesión y la intensidad estuvo equilibrada, los visitantes tuvieron a favor un par de ocasiones muy claras para adelantarse. Primero Iago salvó a su equipo cuando Bagayoko tenía un remate franco y, antes de los veinte minutos, Abel no conseguía conectar un disparo dentro del área que hubiera puesto en un serio problema al portero espanyolista. La respuesta perica tampoco dejó indiferente a nadie y Moha, desde la frontal, enganchó un disparo que acarició la escuadra antes de perderse por línea de fondo. Desgraciadamente, en este intercambio de golpes, fueron los hombres de Gay los que salir perdiendo y Xemi avanzó el Lleida aprovechando una segunda acción tras una jugada de estrategia.

En la reanudación, la intensidad no se quedó en el vestuario y si el equipo se quedó sin premio a los primeros cuarenta y cinco minutos, sólo necesitó ocho para poner justicia en el marcador. En una acción por banda izquierda, Pujol puso el balón al segundo palo y tirándose al suelo Jutglà celebraba su cumpleaños haciendo el gol del empate. Desafortunadamente, la alegría duró escasos cinco minutos y es que Abel decidió torpedear la escuadra de la portería blanquiazul con uno de los goles de la jornada. Los de Gay no bajaron los brazos y cerraron los leridanos en su área, bombardeándolos con balones y varios disparos. La ofensiva perica tuvo premio y Ricard Pujol fue objeto de penalti y Kevin Soni no perdonó desde los once metros con un disparo potente que condujo el partido en un desenlace tenso y emocionante.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre