El Espanyol B vuelve a dar una alegría a la afición perica. El filial ha sumado su quinta victoria consecutiva frente a un equipo histórico que llegaba a la cita con la necesidad de sumar a toda costa. Los de Gay llevaron la batuta del partido en todo momento, pero fue el Hércules quien se adelantó con un disparo de penalti. Lejos de amilanarse, los blanquiazules exhibieron su mejor cara: un doblete de Moha firmó la remontada y Jutglà la consolidó.

Desde el pitido inicial la intensidad de los dos conjuntos quiso ser la protagonista del juego. Los de Gay tomaron el control del balón, frente a un equipo experimentado que optó por replegarse en torno a su área para limitar las llegadas de los blanquiazules y, en todo caso, sorprenderlos a la contra.

El plan alicantino estuvo cerca de hacer aguas en un disparo a la media vuelta de Kevin Soni que exigió a Falcón en una de las intervenciones del partido. Si bien en la otra área Adri López era un espectador más en la Dani Jarque, una jugada embarullada en el área perica acabó en un penalti a favor de los visitantes por unas presuntas manos en prácticamente la única llegada rival.


El portero blanquiazul probó de detener el lanzamiento, pero Carlos Martínez hizo subir el 0-1. El gol no hizo bajar los brazos a los espanyolistas que tiraron de orgullo para sobreponerse a la situación y llegó el premio al dominio de los primeros 45 minutos antes del descanso. Moha se inventó un auténtico golazo en un lanzamiento de falta muy cerrado, cerca de la línea de fondo, que hizo entrar por toda la escuadra.

Con el 1-1 se llegó al tiempo de descanso, pero el equipo tenía ganas de más y el mismo Moha dio la vuelta al marcador tras un disparo que impactó en un defensor para terminar de engañar a Falcón. Con el marcador en contra los alicantinos se vieron obligados a abandonar la zona de confort y dar un paso adelante, disputando la pelota a los de Gay.

Sin embargo, el equipo supo sufrir sin balón y, a un cuarto de hora para el final, una carrera de Ivan Gil y Pau Martínez sirvió para que este último sirviera en bandeja el 3-1 de Jutglà que instauró la tranquilidad en el marcador, a pesar que los alicantinos recortaron distancias en tiempo añadido. Una gran remontada para seguir sumando, cada vez más cerca de las primeras posiciones, y encadenar la quinta victoria seguida.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre