El Espanyol B ha sumado un punto en su regreso a la Ciutat Esportiva Dani Jarque en un partido disputado, no excesivamente brillante y con pocas oportunidades de gol claras. El equipo de David Gallego lo intentó, como siempre, pero sin la precisión de anteriores encuentros. El trabajo defensivo de los visitantes complicó mucho el juego de los espanyolistas.

El filial arrancó bien con una buena opción para Ferran tras un error de Xavi Ginard. El delantero recuperó un balón peligroso que acabó convirtiendo en gol Campuzano. Sin embargo, el árbitro entendió que la pelota había salido por el lateral. El Olot, no obstante, dio muestra de su veteranía y se repuso rápidamente. El conjunto gerundense, muy serio en defensa, complicó la salida de balón local, cerró bien los espacios y no permitió a los de David Gallego crear oportunidades de peligro.

No fue una primera parte excesivamente brillante y se pudo complicar más cuando el árbitro señaló penalti por empujón de Pol a Baró. Edu Frias, por suerte, adivinó las intenciones de Marc Mas.


El Espanyol B entró bien al partido tras el descanso. Pedrosa amenazó por su banda en un par de ocasiones, Campu lo intentó en una acción individual y Moha estuvo cerca del gol en una segunda jugada tras un córner. La mala noticia para los locales fue la lesión de Ferran que se retiró lesionado a los pocos minutos del inicio. El filial monopolizó la pelota y continuó llegando con peligro. Pedrosa sirvió un balón de oro a Moha que perdonó el 1-0.

Los blanquiazules parecían más entonados, pero el Olot volvió a recuperar la confianza y comenzó a avanzar metros. Edu estuvo excepcional para evitar el gol de Marc Mas en dos ocasiones. El partido volvió a trabarse y aunque el Espanyol B lo intentó a través de la posesión, no consiguió asustar a su rival. La más clara para llevarse la victoria, un remate de cabeza de Lluís que salió rozando el palo.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre