El primer equipo femenino del RCD Espanyol se fue de San Sebastián con buen sabor de boca tras conseguir llevarse un punto. En un partido abierto y con ocasiones en ambas áreas, las jugadoras de Joan Bacardit tuvieron que jugar buena parte del segundo tiempo con una jugadora menos y Mariajo fue determinante parando un penalti a las donostiarras en la segunda mitad.

Por su parte el filial del RCD Espanyol sacó un punto positivo en el partido que le enfrentó al Cornellà. El equipo de David Gallego compitió de tú a tú a un rival muy combativo en un partido muy igualado, donde la intensidad del juego se impuso a las ocasiones de uno y otro equipo. Con este empate, los blanquiazules siguen manteniendo su consistencia defensiva y suman el cuarto partido sin encajar gol.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre