LCD.- Buena jornada para los pericos, ayer el Espanyol venció al Alavés y para hacerlo redondo del todo hoy el Girona nos ha dado otra enorme alegría palmando en Montilivi frente al Villarreal. Derrota que lo acerca al sitio de donde nunca debió haber salido, la segunda división.

MARCA.- Con media España de procesión y la otra media en la playa o en la montaña se plantó el Villarreal en Girona. Con el agua al cuello. Aunque el empate final de Getafe ante el Valladolid le daba oxígeno al submarino. Una victoria y saldría de los puestos de descenso.

Calleja apostó por sacar mucha artillería de medio campo hacia arriba. Fornals, Santi Cazorla, Ekambi, Bacca, Chukuweze… casi nada. Y se notó sobre el césped desde que arrancó el duelo. A los dos minutos Bono tuvo que hacer un paradón a disparo de Chukwueze dentro del área. Era un aviso. Cinco después, el 30 amarillo se plantó delante de Bono tras una buena contra y mandó el balón a la red con una definición propia de un veterano. Con un bailecito de profesional celebró el nigeriano que su equipo salía del descenso.


En el lado opuesto era Roberts el que lo intentaba, una y otra vez. Desborde y atrevimiento a raudales. A Eusebio se le ocurrió cambiarle en la segunda mitad y la pitada que se llevó el míster de la grada de Montilivi fue tremenda. De los pies del británico llegó un golo de Stuani que anuló. Bien anulado, el VAR. Roberts, en el inicio de la jugada, estaba en fuera de juego.

El Girona, sin darse cuenta se ha metido en un lío importante. Parecía tener el descenso controlado pero, tras esta derrota, está a sólo tres puntos. Parece que los de Eusebio miraron la clasificación en el descanso y aparecieron las prisas. El submarino, pese a tener mucha artillería arriba, le cedió el mando y se replegaba para salir rápido. Los catalanes jugaron muy cerca de Asenjo, pero el vallisoletano hizo tres paradones a Borja García, Roberts y Doumbia, esta última en el añadido, para evitar que su equipo se hundiese más allá del 90′.

El Villarreal llegó a Girona con el agua al cuello y se marchó con una bombona de oxígeno a costa de un Girona que ya ve cómo el agua del descenso ya le llega por el pecho.

Comentarios

Comentarios

2 COMENTARIOS

  1. Para ver la cara de los de” te ven tres”, pero por higiene mental tengo este canal desprogramado de mi receptor. Por otro lado el ridículo del narrador de Bein y Miquel Soler festejando el supuesto empate cuando en vivo ya se vio que había fuera de juego del pasador, pero su enfermedad es tal que solo se fijaban en que Stuani estaba correctamente posicionado. Lamentable la profesionalidad.
    No nos conviene que pierda la categoría, el año pasado ganamos allí y este año también, por lo que tenemos 3 puntos seguros como visitantes antes de empezar el campeonato. De cara al club es un desplazamiento casi con muy poco coste operativo.
    En fin, no creo que le dejen bajar teniendo en cuenta quienes son sus propietarios.

  2. ayer gasté todos los pañuelos de papel de tanto llorar, como la de la peli ésa, “la llorona”, tras la derrota del girona… esnif, esnif… ¡qué pena penita tan grande!… ji, ji… me dicen que iago aspas los espera en vigo con la caña a punto… el celta tiene que ganar sí o sí o se mete otra vez en el lío… uy, que nuestros “amiguitos” del girona van a llorar piedras, no sé si se salvarán (me sorprendería que el valladolid los atrapase, pues me pareció en cornellá un equipo tirando a flojo), pero doy por hecho que al menos villarreal y celta le pasan en la tabla…

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre