El Espanyol informó el pasado lunes a sus socios y seguidores que ya se habían agotado las 1.425 entradas de las que disponía para el transcendental choque del equipo en Villarreal. Aparte de estas entradas algunos aficionados han comprado también directamente al club castellonense, con lo que se espera que sean cerca de 3.000 los pericos desplazados.

El huracán blanquiazul va a invadir impiadosamente por unas horas Villarreal como siempre lo hace cuando se le necesita. El club ha hecho un esfuerzo, la plantilla también y la afición, por supuesto, como siempre una vez más estará la altura.

El desembarco espanyolista en Villarreal, tiene que servir como remate al punto de inflexión que se le supone fue el empate frente al FC Barcelona en el pasado derbi. Unidos somos mejores y más fuertes. La afición debe inundar el estadio de La Cerámica de riguroso blanquiazul, desde el primer al ultimo perico, tienen que implicarse en la causa desde el mismo momento que salga de su hogar dirección Villarreal.


La entidad desde la salida de Roger Guasch ha dado un cambio radical positivo en el tema social, e incluso en el deportivo, y eso no debería caer en saco roto. Son de reconocer acciones como el desplazamiento a Villarreal con la implicación del club y la plantilla, el vuelo organizado a Wolverhampton, la rápida denuncia y reacción del club con los insultantes cánticos del derbi de filiales. Temas todos ellos con los que se ha actuado con lógica, la misma de la que hemos carecido en los últimos tiempos en los que Guasch y sus palmeros han hecho mucho daño a la entidad. Palmeros de dentro, y ojo, también de fuera, incluso de algunos de esos que repartían carnés del buen perico.

Además, en lo deportivo se ha logrado empatar el derbi épicamente, el estelar fichaje de RDT, la revaloración de Wu Lei y a todo esto añadan que Pochettino le ha dado calabazas al FC Barcelona para regocijo y jolgorio de todos los pericos de bien. Aprovechemos que los vientos parece que nos soplan a favor y ganemos en Villarreal. Todos jugamos, todos nos enfundamos la blanquiazul, todos a por ellos.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre