Los partidos que ha tenido que disputar el Espanyol tras el parón por compromisos internacionales han terminado en la mayor parte de casos con un resultado positivo para los intereses del club blanquiazul.

En la temporada 2016/17 el equipo que dirigia Quique Sánchez Flores viajó a San Sebastián y terminó sacando un meritorio empate a uno ante la Real Sociedad. Los pericos se adelantaron con gol de Piatti, pero los vascos terminaron por igualar el encuentro en los minutos finales por mediación de William José.

Otro de los precedentes es el de octava fecha de la misma Liga. El Espanyol visitaba a Las Palmas de Quique Setién. El resultado, el inicial (0-0) y los jugadores espanyolistas empezaron a creer en el proyecto, ya que estuvieron 12 jornadas sin conocer la derrota. 
Unas jornadas más tardes el Espanyol visitaba al Alavés tras otro parón y consiguió los tres punto gracias a un solitario gol de Gerard Moreno.


El primer enfrentamiento del año 2017, que llegó después de las fiestas navideñas fue la visita al RCDE Stadium del Dépor, un partido que dejó sensaciones agridulces pero que finalmente terminó en tablas (1-1) al anotar Gerard Moreno el gol espanyolista y contrarrestar el de Celso Borges para los gallegos.

Otro de los antecedentes fue en la jornada número 29 contra el Real Betis. El encuentro disputado en viernes que terminó con la remontada express de los blanquiazules. Javi Fuego y un golazo de José Antonio Reyes terminaron dando la vuelta al marcador, el Espanyol ganó (2-1) y celebró una remontada épica que seguía permitiendo soñar con la posibilidad de entrar en Europa.

El curso pasado y con el técnico madrileño todavía al mando, los pericos cosecharon resultados bastante distintos, ya que no consiguieron ganar ninguno después del famoso parón internacional. La tercera jornada llevaba a los blanquiazules al Camp Nou y cayeron goleados 5-0. Precisamente el siguiente precedente se dio frente al rival de esta misma semana, el Espanyol empató (0-0) en la visita del Levante al RCDE Stadium. Cuatro semanas después, el día 19 de noviembre, los blanquiazules volvieron a sucumbir, en esta ocasión, ante el Valencia por 0-2.

El RCD Espanyol tampoco fue capaz de ganar el 1 de abril recibiendo como local al Alavés, el empate a cero provocó una situación de alarma que desencadenaría con el cese de QSF dos semanas después.

En total dos victorias y cuatro empates y una derrota en los siete partidos, en los cuales el equipo volvía a competir tras una pausa en la competición.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre