La semana pasada pudimos ver la intervención del antiguo Dircom del Espanyol, Xavier Salvatella, en un plató de la Radio Televisión Privada del Régimen. Ese medio que nos cuesta cada año -a todos- la friolera de 300 y pico millones de euros.

El tipo que dirige el programa, otro sectario de tomo y lomo, le pregunta al bueno de Salvatella si debería mojarse políticamente el Espanyol a raíz de una sentencia judicial. El junta letras -no se puede llamar periodista a todo el mundo- llegó a decir que el Espanyol se pusiera en el papel de los sentenciados. Y advirtió que el no posicionarse ya era una posición clara poco conveniente. En el fondo lo que él quería oír era como el Sr. Salvatella pedía las llaves de las celdas de LLedoners para meter a los condenados y echarlas al mar.


Es tremenda la moral de esta gente. Ellos utilizan la televisión pública -de todos- para hacer su política y un perico no tiene derecho a decir que su Club sólo es deportivo. Estuvo bien Salvatella argumentando porque el Club debe mantenerse neutro para no discriminar y herir los sentimientos de nuestra variopinta masa social.

Pero estaría bien recordar al antiguo Dircom y recordarnos a todos -ahora que volveremos a sufrir una insoportable presión- que el Club no ha sido exquisito en esa neutral naturalidad en los últimos años. Prueba de ello es la NY en el nombre, erradicar la bandera española de los actos institucionales así como en sus instalaciones, cargarse un himno bilingüe, no perseguir el uso comercial de las figuras registradas del Club en medios separatistas, felicitar las diadas de Catalunya, La Mercè, el Ramadán, El día de la Mare, del Pare, Sant Jordi, el año Chino…. todas menos el día de La Hispanidad, etc.

Y ya no es que se posicione el Club de una u otra manera en todo esto. Es que los hay empeñados en tratar a Pepe como si fuera María. Y no oigan. Somos Pepe y a los que les guste ser María fenomenal pero no intenten travestirnos.

Tomás Guasch Llovensà

Soci 4.706 i Accionista.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre