En estos últimos calurosos días de la primavera hemos recibido un chorro de agua helada. Pero en lugar de refrescarnos ha supuesto un acaloramiento mental.

Al más puro estilo de las compañías eléctricas con sus habituales y continuos “tarifazos” en cuanto al precio de la energía eléctrica para hogares y empresas, los socios del RCDE hemos recibido la noticia del importante incremento en cuanto al precio del abono para la siguiente temporada. Nada más y nada menos que un promedio de un 10% según el club, pero en algunos casos muy superiores a esta cifra como ya se ha informado muy bien en este medio.

Desde mi punto de vista un aumento desproporcionado, si bien las tarifas estaban “congeladas” desde hace algunos años, no se justifica de manera alguna.


El proyecto deportivo todavía es una incógnita, el jugador franquicia, es decir el goleador de la pasada temporada ha sido traspasado. Entonces ¿a cambio de que este aumento?

Decimos que el Espanyol es mes que un sentiment, pero señores no a cualquier precio. Hay familias donde se pagan 3 o 4 abonos y ellos supone un gasto más que extraordinario.
El propio CEO del club reconoce que es una medida nada popular que quizás pueda suponer la baja de 3 o 4 mil socios, estimando comenzar la temporada con alrededor de 23 mil socios.

Igual piensa que si la Juventus de Torino con algo más de 26 mil socios es dominador absoluto desde hace años en el Calcio Italiano y consigue llegar a semifinales en liga de campeones, el RCDE con un puñado menos pueda hacer una digna campaña en
la liga española. Pero claro se olvida que no tenemos el Grupo Fiat detrás o la multimillonaria familia Agnelli.

Sin dudas han optado por una medida poco original a la hora de sumar dinero. La vía de ingresos atípicos ya sea con nuevos patrocinadores u otras fuentes quiero suponer que se han trabajado pero que no han dado los frutos esperados.

Por si faltaba poco en estos días de despropósitos llega la campaña publicitaria con un anuncio patético, utilizando un slogan antiguo y que invita más a quedarse en casa que a renovar el abono. Fúnebre, triste, desangelado me parece el cortometraje. El mismo protagonista bien podría haber representado una historia totalmente diferente. Por ejemplo mostrarse alegre, rodeado de niños que asisten felices a un partido del club de sus amores.

Más allá del triunfo o derrota, asistir a un partido de fútbol es alegría, actividad social, espectáculo y distracción.

La canción del verano 2018 la tenemos ya, se llama EL TARIFAZO.

Força Espanyol.

Carlos Acosta

Libre Directo

Socio Nº 10.623

Comentarios

Comentarios

2 COMENTARIOS

  1. El chino esta mal de la cabeza. Quiere vender a todos los buenos y traer jugadores de segunda division y encima sube el precio de los abonos.
    Para pagar ese dineral, primero tendrian q armar un equipo q ilusione y den ganas de ir al campo a verlo y a alentarlo.
    Habria q hacer un complot y q nadie renueve los carnets hasta q no hayan fichajes ilusionantes.
    Por lo menos, asi lo veo yo!
    Chino vendehumo

  2. no sé qué cuentas hacen, pero los ingresos por el aumento de abonos se contrarrestan con los abonos dejados de percibir de quienes no lo renuevan y esta temporada van a ser muchos… ellos mismos hablan de que sería aceptable perder 3.000 o 4.000 socios… reto al club a demostrar que, establecida la media estadística del precio del abono, multiplicada por tres mil socios, dé una cifra inferior a la recaudada en la campaña anterior… se verá entonces que con la subida de este año no se gana un duro en el capítulo de ingresos en términos absolutos… puro cuento… la causa debe ser otra y no la veo aún… lo qué sí sé es que hay que ser poco perico para preferir perder 3.000 socios cuando el estadio registra entradas pobres, puesto que con esta campaña no se va a captar a nuevos socios ni de broma…

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre