Desenlace cruel por el filial del RCD Espanyol en su visita a Peralada. En un partido muy disputado, el equipo de David Gallego tuvo que hacer frente a un gol inicial de los locales y al hecho de tener que jugar más de medio partido con inferioridad numérica. El equipo nunca bajó los brazos y en una hazaña considerable consiguió darle la vuelta al marcador con poco más de tres minutos gracias a las dianas de Bermejo y Moha en el segundo tiempo. Desgraciadamente, el esfuerzo de los pericos no se vio recompensado y en los últimos minutos el Peralada firmó el 2-2 definitivo.

El gusto por el fútbol de toque de los dos conjuntos propició una intensa pugna por hacerse con el control del esférico desde el pitido inicial. Gallego ya había alertado del potencial del equipo local en la previa del enfrentamiento y los jugadores blanquiazules salieron muy concentrados. En un primer tiempo sin prácticamente ninguna intervención de los porteros, la efectividad sonrió al combinado gerundense adelantándose poco después del primer cuarto de hora con un disparo potente de Juanma Boselli desde la frontal, raso e imposible para Adri. El gol no afectó a los pericos que reaccionaron presionando y pisando a menudo el área rival, aunque sin poder definir con garantías como en un mano a mano de Campuzano. Antes del descanso los espanyolistas tuvieron que hacer frente a un nuevo contratiempo y es que Nacho fue expulsado por una entrada sobre un contrario.

Ni con el gol en contra ni con un hombre menos, el equipo de Gallego se desinfló. Más enchufados que nunca, poco más de cinco minutos en la reanudación fueron suficientes para dar la vuelta al marcador. El gol del empate lo hizo Bermejo aprovechando una jugada de estrategia a la salida de un córner, mientras que, sólo tres minutos después, Moha recogía un rechace de un disparo de Víctor y mandaba el balón de nuevo al fondo de la red. El esfuerzo en las piernas de los jugadores blanquiazules se empezó a notar con el paso de los minutos y lo aprovecharon los locales para bombardear el área con centros que Adri y su defensa supieron repeler. Sin embargo, a cuatro minutos para el final, el Peralada consiguió volver a poner las tablas en el marcador con un disparo cruzado de Andzouana, en un desenlace cruel para el esfuerzo y trabajo de los jugadores del filial.

Comentarios


Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre