Pocas cosas han funcionado como se esperaban en el inicio de LaLiga del Espanyol. Uno de los aspectos que necesita mejorar urgentemente es la creación de ocasiones de gol y, por ende, la eficacia en el remate. Los datos revelan las enormes dificultades que ha tenido el conjunto blanquiazul en ataque en las tres primeras jornadas y la necesidad de cambiar esta dinámica ante el Eibar.

La necesidad de mejorar la eficacia de cara a gol es considerable en el Espanyol.

0 goles a favor en 270 minutos disputados es una estadística preocupante. La sequía del Espanyol en LaLiga se explica por varios motivos: por un lado, la medular está siendo incapaz de generar el fútbol necesario para tener ocasiones claras de gol. Sergi Darder parece consolidarse en el once titular tras las dudas del inicio de temporada, pero necesita más apoyos a la hora de crear.

Marc Roca y Melendo son los futbolistas llamados a ser, junto a Darder, los generadores de fútbol en el centro del campo blanquiazul. Sin embargo, especialmente Melendo está más desconectado que en otras temporadas respecto a la elaboración. El sistema de juego implantado por Gallego está dificultando la conexión entre los ‘jugones’ y los jugadores siguen trabajando en absorber los automatismos pertinentes.


Por otro lado, los delanteros no están acertados en la definición. Las oportunidades que están teniendo no se transforman en tantos a favor y el equipo necesita recuperar cuanto antes el olfato goleador de sus puntas. Calleri deberá aportar mucho en este sentido, pero Facundo Ferreyra y sobre todo Wu Lei deben mejorar los porcentajes de acierto en sus disparos. El Eibar será la primera prueba para observar si el cuadro perico crece en estos aspectos.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre