El Espanyol recibe esta mañana a las 12h al Deportivo de la Coruña. Un partido que debe ser una fiesta en el RCDE Stadium para cerrar la semana, en la cual el equipo se ha reencontrado con las buenas sensaciones. Después de la sufrida victoria ante el Celta por 2-1 y el meritorio empate a cero de visitante en Villarreal, es el momento de confirmar el estado del equipo.

El Espanyol recupera a Marc Navarro, Hernán Pérez y Esteban Granero para el compromiso ante los gallegos y se quedan fuera de la convocatoria Naldo, Marc Roca y Melendo. El encuentro servirá para medir las fuerzas de los jugadores y en caso de haber rotaciones, el nivel de segunda unidad de la plantilla. Hace ocho visitas que el Deportivo no vence al Espanyol en domicilio, datos que invitan al optimismo pero deben refrendarse sobre el terreno de juego. Los espanyolistas cuentan con cinco puntos, dos empates y una victoria, de ganar se daría un salto cualitativo en la clasificación, aunque de momento sea anecdótico por las pocas jornadas que se llevan de Liga.

Por su parte, el Dépor acumula cuatro puntos, cosechados en un triunfo y un partido ganado. Este verano se ha reforzado con su último ídolo. Lucas Pérez ha vuelto a su hogar, convirtiéndose en la incorporación más mediática del conjunto de Pepe Mel, que también ha firmado a futbolistas como Adrián, Schär, Bakkali o Pantilimon. Un equipo que tiene jugadores interesantes y un potencial que no termina de demostrar. Andone y los citados Adrián y Lucas Pérez son el mayor peligro junto a los ‘jugones’ del equipo como Guillherme y Emre Çolak.

 


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre