El Espanyol salió con idéntica alineación al parido que jugó el pasado domingo en Hamburgo, con el joven Adrià López en portería y con Mario Hermoso y Diop en el eje de la zaga.

Al minuto cinco de partido los napolitanos podían haber inaugurado el marcador en un par de ocasiones. Primero, un remate cruzado desde dentro del área de Dries Mertens que paró magistralmente Adrià López, y en segunda instancia, una pérdida de Marc Roca en la medular propició la conducción de Allan que no pudo finalizar cómodo gracias a la buena acción defensiva de Diop.

Llegamos al primer cuarto de hora con un solo aviso del Espanyol, y como no, a balón parado. Después de una contra de libro llevada por Piatti y continuada por Baptistao, el balón se fue a saque de esquina y en el mismo, llegó el remate de cabeza ligeramente desviado de Gerard Moreno.

Adrià López volvió a ser clave para para evitar el primer tanto, de nuevo, Mertens filtrándose en defensa puso en apuros al meta que respondió con acierto. Los minutos pasaban y el Espanyol no lograba asentarse en el partido. El balón parado y las rápidas combinaciones en zona de tres cuartos, volvían loco a la defensa espanyolista que no conseguía frenar el juego de los italianos.

El Nápoles logró adelantarse con una magistral falta de Mertens en el minuto 35. Un lanzamiento magistral que se coló por la escuadra. Los minutos restantes para llegar al descanso pasaron con más pena que gloria por parte espanyolista.

En la segunda parte Quique dio entrada a Melendo y Granero en substitución de Piatti y Marc Roca. El Espanyol empezó bien y Baptistao estuvo apunto de igualar la contienda, pero justo en la siguiente jugada (54′) el Nápoles lograría el segundo de su cuenta gracias a un cabezazo de Raúl Albiol en un córner.

Hernán Pérez y Álvaro Vázquez disputaron sus primeros minutos de la pretemporada, que junto a Sergio García entraron al partido por Gerard Moreno, Baptistao y Jurado. Un gris Espanyol intentó maquillar el resultado y ofrecer una mejor imagen, pero el equipo napolitano no se dejó sorprender y con el equipo repleto de cambios en la segunda parte, siguió acosando al Espanyol.

En el minuto 78, Ounas desbordó a Javi Fuego con una gran maniobra y a la media vuelta golpeó al palo, pudo ser el tercero para los italianos pero el marcador no se volvió a mover. Llegando al final del encuentro, Mario Hermoso se retiró del terreno de juego, con molestias, y entró Lluís López.

El partido ha servido para comprobar las carencias defensivas del Espanyol y constatar que para jugar en Europa hace falta subir un peldaño en intensidad y en la lectura de los partidos.

Compartir
Artículo anteriorOFICIAL: Naldo ficha por el Espanyol
Artículo siguienteEstibi, primera baja de la pretemporada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − quince =