Quique confió en los mismos once que derrotaron el pasado lunes. El partido empezó del peor modo posible para los espanyolistas, ya que Sergio García tuvo que abandonar el partido por lesión al minuto cinco y prácticamente a la siguiente jugada encajó el primer tanto del partido.

Una falta lanzada magistralmente por Arbilla y tras paradón de Pau, el rechazo cayó en los pies de Kike que logró batir la portería blanquiazul. A raíz del gol los pericos buscaron el gol del empate con insistencia. Gerard Moreno perdonó un mano a mano con Dimitrivoc y Darder estalló un balón a la madera en un golpeo de falta.

El Eibar cedió la iniciativa al Espanyol y cuando mejor estaba el conjunto catalán, una pérdida innecesaria de Darder propició un contraataque que terminó en el segundo gol armero del partido. Mazazo para las aspiraciones espanyolistas justo antes de llegar al descanso.

La segunda mitad siguió la tónica del primer tiempo. Los blanquiazules intentando llevar la iniciativa del encuentro, pero la poca capacidad de generar acercamientos al área rival hizo que el partido fuera plácido para los vascos. 

Quique movió el banquillo y dio entrada a Melendo y Granero en lugar de Fuego y Jurado, pero ni con las substituciones mejoró la situación. El árbitro se inventó un penalti de David López sobre Sergi Enrich, que Joan Jordán consiguió convertir en el tercero para los armeros.

Los espanyolistas intentaron no perder la cara hasta el último instante y una falta servida por Granero fue desviada en propia meta por Sergi Enrich. Después de recortar distancia, Baptistao estuvo cerca de anotar el segundo para los pericos, pero Dimitrovic seguro bajo palos atajó y el partido murió con la victoria por 3-1 para los de Mendilibar.

3 COMENTARIOS

  1. este año sólo ganaremos a domicilio por incomparecencia del rival: que agarren todos una intoxicación alimentaria de aúpa camino del estadio… vamos que no puedan ni bajar del autocar… en fin, serafín…

  2. Parece complicado revertir la situación. No hay más cera que la que arde. Debería probar un cambio de sistema de juego, también táctica y estrategia. Un paso en falso contra el Girona podría encender la mecha.

  3. El año pasado ganamos varios partidos fuera de casa marcando en la única ocasión que tuvimos y defendiendo el resultado. Esa suerte que teníamos nos ha abandonado. Hay que salir a ganar los partidos no a especular ..

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre