El portal especializado en información económica y empresarial Economía Digital ha tenido acceso a las cifras de la temporada 2016/2017 referentes a la economía del Espanyol. De los números expuestos destaca el aumento en la facturación, la cual se dispara hasta los 68 millones de euros, y unos beneficios totales de 6’5 millones de euros que triplican los 2’1 millones de la 15/16.

El RCD Espanyol finalizó la pasada temporada en la octava posición de La Liga, un puesto que no igualaba desde la campaña 2010/2011 y que llegó tras la inyección económica del conglomerado chino Rastar Group. Si bien el vehículo asiático dirigido por Chen Yansheng se convirtió en el máximo accionista de la entidad en enero de 2016, el último ejercicio fue el primero con el mandatario al frente. El resultado también se dejó ver en las cuentas: el club triplicó sus beneficios.

Según la documentación a la que ha tenido acceso Economía Digital, la sociedad ganó 6,5 millones de euros en el ejercicio 2016/2017 frente a los 2,1 millones del año anterior. Las ganancias estuvieron impulsadas por el incremento de la facturación, que pasó de los 55 millones a los 68 millones.


La cadena continúa y son los derechos de televisión la partida que más contribuyó al aumento de los ingresos. Los abonos crecieron el 4,8% hasta los 7,1 millones y la venta de entradas subió el 21,9% hasta los 2,2 millones, pero las retransmisiones inyectaron 48,9 millones de euros frente a los 24,3 millones de 2015/2016 gracias al nuevo reparto televisivo, con mayor beneficio para los clubs medianos.

La caída de los ingresos publicitarios es el aspecto negativo a tener en cuenta, pues bajaron un 8,1% hasta los 8,3 millones tras la pérdida del patrocinio de la empresa Power 8 para el actual RCDE Stadium. De este modo, todavía queda por recorrer un largo camino hasta cumplir uno de los grandes objetivos económicos: reducir la dependencia de los derechos televisivos.

La venta de jugadores también se erigió como un refuerzo para las cuentas de la entidad blanquiazul. El resultado de las cesiones y la compraventa de futbolistas supuso un beneficio de 6,7 millones frente a los 3,6 millones de la temporada anterior.

Además de la subida de la facturación, el fin del crédito sindicado que la entidad arrastraba con Caixabank, el Instituto Catalán de Finanzas y el Banco Sabadell alivió el resultado financiero, que cayó desde los 8,3 millones a registrar unos beneficios de 82.426 euros. Cancelar el préstamo fue una de las primeras acciones de Rastar Group al tomar el mando del club.

La apuesta por un proyecto deportivo de mayor ambición conllevó que a lo largo de la temporada 16/17 se realizaran once incorporaciones, muchas de futbolistas de cartel internacional como José Antonio Reyes, José Manuel Jurado, Pablo Piatti y Leo Baptistao. Las incorporaciones y renovaciones de otros miembros de la plantilla dispararon los costes salariales desde los 29 hasta los 48 millones de euros.

La partida incluye los sueldos de los técnicos, de 7,2 millones, y del personal no deportivo, de 3,1 millones. Precisamente, las remuneraciones del personal administrativo se mantuvo estancado frente al incremento de las otras categorías.

¿Riesgo de quiebra? Los auditores confían en la solidez del RCD Espanyol

Economía Digital también ha accedido al informe de auditoría elaborado por Tax And Auditing Consulting (TAC). El análisis revela un fondo de maniobro negativo de 17,3 millones de euros -reducido en 26,6 millones a lo largo del año- y un patrimonio neto de sólo el 47,05% del capital social, dos indicativos que situarían el RCD Espanyol en causa de disolución, según la Ley de Sociedades de Capital.

Sin embargo, TAC confía en el funcionamiento de la sociedad por la disponibilidad de crédito “a tipos de interés de mercado” procedente de Rastar Group además de la transformación del préstamo de 30,1 millones concedido por el conglomerado dirigido por Mr. Chen en un préstamo participativo.

Además, el consejo de administración del club cuenta de una tasación externa que valora la plantilla del Primer Equipo en 106 millones de euros, una plusvalía de 79 millones respecto a otras mediciones. Por último, los terrenos de Sant Adrià del Besòs sobre los que se erige la Ciudad Deportiva Dani Jarque supondrían unas plusvalías de 14 millones en caso de ser necesarias.

Las previsiones para la temporada 17/18 del RCD Espanyol

Según el Informe de Gestión de la entidad, están previstos unos ingresos de 75 millones de euros para la temporada 2017/2018. Así, el club espera elevar ligeramente la suma obtenida por los abonos y la venta de entradas hasta los 10,3 millones de euros, la conseguida por los derechos de televisión ascendería a 51 millones y la procedente de publicidad a 13,6 millones.

Además, el club espera obtener beneficios en la compraventa y la cesión de futbolistas por una cantidad total de 17,2 millones de euros, por lo que podría desprenderse de algún jugador en el próximo mercado de invierno. Por contra, los gastos serán de 74,5 millones de euros, con un pequeño aumento de los salarios hasta los 59 millones de euros.

El Ebitda esperado es de 17,7 millones, ligeramente superior a los 17,2 millones del ejercicio 16/17.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre