Uno de los rivales más complicados en un contexto repleto de dudas. Así llega el Espanyol-Valencia que se disputa esta tarde a las 16:15 en el RCDE Stadium para los blanquiazules. La derrota en Vitoria hizo mucho daño respecto a la clasificación y, especialmente, a la imagen de la plantilla ante el que por entonces era el colista de Primera División. Es por ello que los futbolistas pericos buscan una victoria de prestigio, un punto de inflexión para espantar los fantasmas que acechan al equipo en el inicio de LaLiga.

El Espanyol llega con sensaciones muy irregulares en su juego. La victoria contra el Betis atisbó una versión mejorada a la de la temporada anterior: más tramos de dominio con el balón y la misma fortaleza defensiva. Pero la derrota en la última jornada ante el Alavés volvió a generar dudas. El tempranero gol vitoriano y la expulsión de Mario Hermoso condicionaron el partido, pero lo demostrado sobre el terreno de juego no correspondió con las expectativas puestas en el choque.

Dos factores son los que más preocupan a corto plazo: las dos caras en el juego y la poca eficacia goleadora. En el primer caso la figura de Sergi Darder es el ejemplo más representativo. Pasó totalmente inadvertido en Vitoria en un partido en el que se necesitaba su calidad en la creación para batir líneas ante una defensa tan cerrada como la que estructuró el Alavés.

La explosión de Sergi Darder es una de las cuentas pendientes en el Espanyol.

En el segundo caso, los atacantes pericos están fallando las ocasiones que solían materializar la temporada anterior. Gerard Moreno mantiene sus cifras, pero Piatti ha disminuido su aportación goleadora y Baptistao se está mostrando muy errático de cara a puerta en algunos partidos (especialmente desesperante para la afición fue el encuentro contra el Levante con dos ocasiones clarísimas falladas por parte del delantero brasileño).

Por parte del Valencia, se trata es uno de los candidatos perfectos para conseguir ese triunfo que devuelva la moral al vestuario y a la afición del Espanyol. El conjunto che está realizando una temporada espectacular: ocupa la segunda posición, estaba a 4 puntos del líder antes de comenzar la jornada 12 y mantiene su condición de invicto. Marcelino ha formado uno de los mejores equipos del último lustro en clave valencianista con distintos jugadores a un nivel superlativo. Mención especial merecen cuatro futbolistas a los que el Espanyol deberá neutralizar si quiere ganar el encuentro: Dani Parejo, Gonçalo Guedes, Rodrigo y Zaza.

Parejo está siendo el timón che. El Valencia siempre compite a gran nivel, pero con Parejo en el césped su juego mejora ostensiblemente. A su calidad para organizar el ataque le añade sacrificio en tareas defensivas, lo que le convierte en la pieza fundamental del esquema de Marcelino.

Gonçalo Guedes es la gran sensación de esta Liga. cedido por el PSG, necesitó pocas jornadas para irrumpir con fuerza en el once titular y convertirse en una de las grandes perlas a seguir esta temporada. Con espacios y al contraataque es letal, pero su enorme talento le permite iluminar el juego de su equipo en ataques estáticos.

Guedes está siendo la sensación de la temporada en LaLiga.

En última instancia aparecen Rodrigo y Zaza. Son los dos grandes favorecidos por el juego de Parejo y Guedes. El ritmo goleador de ambos sitúa al Valencia como segundo clasificado: Zaza es el Pichichi del equipo con 9 goles y el segundo máximo goleador de Primera División. Por su parte, Rodrigo acumula 7 tantos y está entre los cinco máximos artilleros de LaLiga.

El Espanyol busca un punto de inflexión que le de confianza y le dispare en la clasificación. El partido ante el Valencia es una gran ocasión para conseguirlo.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre