A falta de diez días para que se cierre el ‘mercato’, el Espanyol apura sus opciones de cara a reforzar el equipo. La llegada de Dídac Vilà -apalabrado desde hace semanas- y la más que posible cesión de Borja Mayoral sólo se producirán siempre y cuando hayan salidas, debido al estrecho límite salarial. De hecho, el director deportivo de la entidad perica, Jordi Lardín, repasó tras el encuentro en Sevilla en qué punto estaban los blanquiazules en el mercado de fichajes. «Si no hay algún cambio o cesión que podamos hacer frente, la plantilla está cerrada», comentó el director deportivo del Espanyol.

Recordemos que Dídac Vilà todavía está en proceso de desvinculación del AEK de Atenas griego, club con el cual tiene un conflicto sobre la fecha de conclusión de su relación contractual. Una vez consiga solventar el conflicto llegará al Espanyol con la carta de libertad bajo el brazo. Por otra parte, Borja Mayoral estaría muy cerca de aterrizar en Barcelona, cedido con opción de compra por parte del Real Madrid, tal y como les contamos hace unos días en este portal. Tal es así que el punta merengue no entró, nuevamente, en la convocatoria para el partido que disputaron ayer los blancos en Riazor.

En este punto, Borja Mayoral y Dídac Vilà sólo llegarían a Cornellà siempre y cuando se produzca alguna salida. Los jugadores que tendrían más números de abandonar la entidad serían Pape Diop, que en Nervión partió como titular, y el paraguayo Hernán Pérez, por el cual las negociaciones con el Getafe están en polos opuestos.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre