RCDE- Las pruebas realizadas a Estibi, defensa del primer equipo femenino del RCD Espanyol, han confirmado que la jugadora sufre un esguince de segundo grado en el ligamento lateral interno y una rotura parcial del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. La jugadora, a quien se le han inyectado factores de crecimiento como primera medida, estará inmovilizada las próximas seis semanas.

Compartir
Artículo anteriorUn Espanyol sin solidez defensiva sucumbe ante un gran Nápoles
Artículo siguienteSe escapa Amath N’Diaye

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − seis =