Mucho nos quejamos por el cambio climático, pero cuando en España estamos adaptados al clima y hacemos las vacaciones en el periodo anual de mayor sofoco y altas temperaturas vienen los señores de la UEFA o FIFA (me da lo mismo que lo mismo me da) y nos imponen un calendario absurdo empezando la competición liguera a mitades de agosto para terminar a principios de mayo. Pues bien, después de un año trabajando de sol a sol y sin cuartel, estoy disfrutando de la familia, las excursiones por el campo, las tertulias con los amigos y vecinos del pueblo y la lectura.

Estoy haciendo mi especial pretemporda. El rendimiento que dentro de dos semanas se nos exigirá en el trabajo no podrá ser el esperado si no somos capaces de reponernos. Este absurdo globalismo asimétrico que las grandes corporaciones nos quieren imponer en nuestras formas de vida no va conmigo. A más de uno le pondría a trabajar en el campo con la azada en lugar de estar ricamente con sus posaderas impartiendo “liderazgos” desde despachos climatizados.

No me esperen el próximo domingo contra el Sevilla. Ya me voy a perder el partido de vuelta contra el Luzern suizo así que me adaptaré a lo que muchos clubs desean en contra de la RFEF y veré el partido por televisión.


Este verano, con mis lecturas llenas de vida como han sido: “Fútbol B” de nuestro exjugador Jacinto Elá Eyene (con el que estuvimos esta primavera en amena cena con la Peña de La Toga); “La Charca Silenciosa”, de Gustavo Piera y que me ha llevado a “El hombre en busca de sentido” de Viktor E.Frankl, psiquiatra austríaco que padeció el horror de los campos de concentración nazis, he profundizado en dar valor a aquello que realmente importa.

Para mis amigos y consocios pericos, decirles que como se apunta en dos de los libros citados en referencia a Friedrich Nietzsche: “Quien tiene un porqué para vivir, encontrará un cómo”. Mis porqués los tengo claros desde hace tiempo, pero el cómo no es tan sencillo, pero con el tiempo se van encontrando.

Así que mañana ya tengo prestados mis carnets de socio y espero tener substitutos también para el domingo contra el Sevilla. Yo seguiré de vacaciones en el Matarraña, en el Teruel que también existe.

Javier Belsa.

Desde Fuentespalda, Teruel

Socio núm. dos mil y poco.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre