Saben ustedes que una de las medidas estrellas del mandado del presidente Pedro Sánchez está siendo la pretendida exhumación de los restos mortales del fallecido General Francisco Franco. Mucho se ha escrito y hablado de este asunto, pero hasta ahora nadie lo había hecho con tanta claridad. El testimonio que les trae hoy La Contra Deportiva pasará al os anales de la historia, esclarecerá muchas leyendas y dimes y diretes que han perdurado durante décadas.

Y es que esta casa ha hablado con un sobrino-nieto del Generalismo, que prefiere permanecer en el anonimato por miedo a que lo atropelle Piqué con una bicicleta eléctrica, o lo que es peor, según sus palabras,  lo torturen con un disco ininterrumpido de Shakira, como represalia a sus explosivas declaraciones. “Si se descubre mi nombre me veo en Waterloo con el pelocho y a mí no me gustan los mejillones” ha declarado el joven visiblemente compungido.


Este chico que nos ha solicitado que lo llamemos “Romerito” ha querido dejar claro y meridiano que “a mí tio-abuelo nadie lo va a sacar del Valle y si lo hacen solo aceptaremos un lugar para que descanse en paz, el Museo del Barça en el Camp Nou” y además ha añadido entre lágrimas que “ninguna institución trató tan bien a mí tío-abuelo como el FC Barcelona, y eso que no ganaban ningún título fuera de nuestras ibéricas fronteras, si se hubieran llevado seis copas de Europa en la época le hubiesen puesto su nombre al Nou Camp, no tengo ninguna duda”.

“Romerito” ha argumentado la petición de la familia con hechos tangibles para disipar posibles incertidumbres Francisco Franco fue distinguido por el Barça con dos medallas de oro del club. La primera le fue entregada en El Pardo el 13 de octubre de 1971, en agradecimiento por los 43 millones de pesetas otorgados al club para financiar la construcción del Palau Blaugrana y el Palau de Gel. La segunda medalla corresponde al 27 de octubre de 1974. La directiva del FC Barcelona visitó El Pardo con motivo del 75 aniversario del nacimiento del club y volvió a condecorarlo con otra medalla por si se la había olvidado la primera. No era el principio del franquismo, sino el final, cuando mi tío-abuelo tenía más mala prensa y estaba más asediado por las conspiraciones rojas, masónicas y separatistas”.

Para finalizar el pariente lejano del muerto y enterrado General ha sentenciado que “ni Catedral de La Almudena, ni leches, el tío-abuelo o en el Valle o en el Camp Nou, si durante su mandato divino el FC Barcelona ganó nueve veces la Copa del Generalísimo, el  Real Madrid seis y el Espanyol solamente dos , está claro donde hubiera preferido descansar enteramente el  abuelito, allí donde más se esforzaron por hacerlo feliz”.

Barcelona, 28 de Diciembre de 2018

Comentarios

Comentarios

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre