El conjunto perico salió al campo con ganas de lucir la nueva camiseta ante la afición perica, pero el Atlético no lo iba a poner nada fácil. Los colchoneros hicieron gala de su habitual intensidad y pese a no jugarse nada tuvieron buenos acercamientos al área durante los primeros minutos. Morata fue el más incisivo aunque se topó con Diego López.

El equipo perico trazó buenas combinaciones, aunque sin profundidad. La defensa bien plantada de los visitanes no permitió anticipar ningún remate claro a los delanteros blanquiazules. Borja Iglesias y Wu Lei se desmarcaron constantemente buscando espacios sin éxito.

Los minutos fueron pasando y el partido perdió ese ritmo tan vivo del inicio. Un típico encuentro de final de temporada donde los equipos no están necesitados de puntos. Vistoso debido a las pocas faltas e interrupciones.


Todo parecía indicar que se llegaría al descanso con empate en el marcador hasta que quiso el canterano Adrià Pedrosa. El lateral recuperó un balón en campo propio y después de una conducción espectacular terminó centrando provocando el gol en propia meta de Godín. Descanso.

No dio tiempo a sentarse tras el paso de vestuarios, y es que en un vertiginoso contraataque se produjo el segundo gol perico. La conducción de Melendo, perfecta, se complementó perfectamente con el desmarque de Borja, quien dribló con aparente facilidad a Oblak y anotó el 2-0 para los pericos.

El Atlético cayó rendido ante el empuje local y terminó entregándose ante el gran juego desplegado por los pupilos de Rubi. El tercer tanto pudo llegar de la mano de Darder, pero una genial estirada del meta esloveno evitó el tanto del balear.

Antes de cerrar el partido, Borja transformó un penalti de Juanfran sobre Puado. Goleada por 3-0 en el penúltimo partido de la temporada en casa para quien saber si soñar con Europa.

 

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre