Si a los pericos nos ha tocado vivir un particular calvario desde la llegada de Roger Guasch a la dirección del club y por si no queríamos arroz Catalina,  El Soprano se ha traído a otros amigos provenientes del Liceo que no le van a la zaga.

El principal escudero de Guasch es el nuevo director de Marketing Agustín Filomeno  que junto con Guasch ya son conocidos en los mentideros pericos como Mortadelo & Filomeno. Por sus constantes ocurrencias. Pues bien, Filomeno que a su vez ya ha contratado otros empleados de su cuerda para su departamento. Ha concedido una entrevista a La Grada.


Allí asegura  que “desde mediados de octubre se ha notado un repunte importante de asistencia al estadio, y números en mano, respecto a los partidos del año pasado en general estamos por encima”. A Filomeno se le ha olvidado en cambio, explicar la cantidad de invitaciones indiscriminadas que regalan cada partido. Asociaciones cívicas, de vecinos, deportivas, colegios, institutos, a diestro y siniestro. Huelga recordar aquel episodio sucedido en el estadio cuando algunos subsaharianos despistados invitados por el club se colaron en los servicios de señoras sin que nadie hiciese nada para evitarlo como les contamos aquí. Ni siquiera el nuevo director de seguridad Antonio Guerra. Tampoco ha contado Filomeno la cantidad de dinero que se están gastando en publicidad estática y en medios de comunicación.

Sea como fuere, Filomeno, después de que su jefe se haya cargado 4.000 socios en menos de un año de trabajo en el Espanyol se ha atrevido a relativizar la poca y preocupante asistencia de público al estadio.  “somos el séptimo equipo con más ocupación de LaLiga en términos absolutos, pero claro, si nos comparamos con estadios de 15.000 asientos, que hay varios, en porcentaje de asistencia siempre estaremos por debajo, ya que esos clubes estarán en valores de 90-95% de aforo muy rápido. Por eso, no hay que olvidar que nosotros, con masas sociales similares, estamos mejor que la mayoría”.

Pero lo más sorprendente de la entrevista es sin duda cuando Filomeno hace una revelación para la historia. Dentro de ese aura de prepotencia que desprende siempre que habla Roger Guasch que piensa que él ha inventado el Espanyol. Filomeno como buen aprendiz de brujo ha explicado sin miedo a ruborizarse que el club debe atraer a gente que es perica pero todavía no lo sabe”. Cuando si hay algo que sabe un espanyolista desde que nace es precisamente eso, que es perico y se siente orgulloso de ello. La sentencia de Filomeno recuerda aquel dicho tan castizo de “este es tonto y no lo sabe”. Y es que algunos inventores del TBO creen que han llegado a un erial en el que antes de ellos no había nada. Se creen el Big Bang perico.

Solo así, se explica esa coletilla cansina y recurrente que usa Roger Guasch en los medios a los que acude, en los que se siente cómodo. “El Espanyol se tiene que abrir a Barcelona”. Como si el RCD Espanyol no fuese una entidad barcelonesa con más de cien años, con una historia y una idiosincrasia apegada a la ciudad como pocas. El Espanyol existe hace más de 118 años, señores Guasch & Filomeno. Otra cosa es que no existiera en sus cabezas. Pero por favor, no nos tomen por tontos, querer presumir de una subida de asistencia al estadio a base de regalar invitaciones después de haberse cargado 4.000 socios y haber sangrado económicamente a los que se han quedado, en especial a niños y jubilados. Es tomarnos por tontos e idiotas. Y habrá un día que no habrá comida o merienda que paguen ustedes a los estómagos agradecidos que salve tanta tontería.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre