La temporada como visitante del Espanyol ha sido decepcionante en líneas generales. Hasta el cese de Quique Sánchez Flores, el conjunto perico había conseguido una sola victoria a domicilio (0-1 en La Rosaleda) en liga tras 16 desplazamientos. Pero la llegada de David Gallego ha mejorado sustancialmente estas cifras.

Los dos desplazamientos del Espanyol con Gallego en el banquillo han finalizado con victoria: 0-2 en Montilivi y otro 0-2 en el Wanda Metropolitano. El nuevo entrenador del primer equipo solo ha necesitado dos partidos para doblar los triunfos conseguidos con Quique a domicilio. Y lo que es más sonrojante: ha necesitado 14 partidos menos para conseguirlo.

En 16 jornadas fuera de casa con Quique en el banquillo el Espanyol ganó solamente al Málaga. Con Gallego, 2 partidos con triunfo perico. En la última jornada de liga puede triplicar esta particular ventaja si el equipo blanquiazul consigue ganar en San Mamés al Athletic Club de Bilbao.


Además, de vencer al Athletic supondría todo un pleno para David Gallego: 3 desplazamientos con victoria. Un 100% de efectividad a domicilio que reafirmaría aún más sus grandes números y pondría en más aprietos a la dirección deportiva para decidir el nombre del entrenador de la próxima temporada.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre