El RCD Espanyol ha hecho oficial la presentación de un ERTE a las primeras plantillas del club. En LCD hemos entrevistado al reputado economista perico José María Gay de Liébana para analizar la medida tomada y las consecuencias económicas de la crisis sanitaria del COVID-19 en la entidad blanquiazul.

Pregunta: ¿Qué valoración hace del ERTE presentado por el Espanyol?

Gay de Liébana: «En el Espanyol, igual que otros clubes como el Atlético de Madrid, Barça u Olympique de Lyon, la situación es difícil. Los clubes se han visto sin ingresos, sobre todo de televisión que son muy importantes para el Espanyol. También sin el procedente de las taquillas. Además, los patrocinadores pagan un contrato anual a cambio de una visibilidad que ahora no tienen porque no se juegan partidos. Es un momento en el que el Espanyol ha hecho lo que se tenia que hacer, como en otras empresas».

P: ¿Cómo afecta esta situación a los ingresos y la economía del club, especialmente si no se pudiera terminar la temporada?

G.L: «Querría decir que se quedaría como está. Habría que ver qué pasa con los abonos. Todos los clubes deberán gestionar este tema con los socios. Es un contexto negativo afecta a las fichas y a los acuerdos con jugadores y parte técnica de la entidad. Los números quedan descuadrados».

P: ¿Cómo valora la negociación del ERTE entre plantilla y club?

G.L: «los jugadores están por la labor de llegar a un acuerdo. todos deben ser muy conscientes de dar viabilidad económica al club. Es importante que haya oxigeno financiero tanto para las empresas, en este caso de fútbol, como para los jugadores».

Gay de Liébana considera que el Espanyol ha sido responsable presentando el ERTE.

P: ¿Qué afectaría más económicamente al club, un descenso o no terminar la temporada?

G.L: «Las dos cosas no son el mejor escenario. Un descenso significa bajar un escalón en ingresos. Obligaría a hacer cambios y a reestructurar la economía».

P: ¿Cree que terminará la Liga?

G.L: «En estos momentos creo que no, pero esto es hoy. A cada minuto tenemos nuevas noticias. Pero tengo claro que los partidos a puerta cerrada no tendrían ningún sentido porque el fútbol es un fenómeno de masas y perdería este significado. Hasta junio no creo que se reanude, pero entonces habrán varias cuestiones a valorar: la seguridad para reunir a tantas personas en los estadios, el miedo de la gente por contagiarse y poder contagiar… Por ello, tanto en este sentido como a nivel económico no veo que haya una reacción hasta septiembre».


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre