Robert Hernando.- Mauricio Pochettino está a pocos días de jugarse  una Champions League con su Tottenham, de alcanzar la gloria futbolística. Aunque pase lo que pase la campaña de su equipo es ya como para enmarcarla. A la historia del fútbol pasará para siempre la épica remontada contra el Ajax en la semifinal.

Pochettino: "Yo no podría entrenar al Barcelona"

Pese a ello Mauricio estaba el pasado sábado como lo está siempre pendiente de su Espanyol, del club de sus amores y de su corazón que es el nuestro también. Esta tarde hemos estado charlando un rato con él sobre cómo vivió la jornada del pasado sábado y efectivamente es como todos ustedes esperan como un perico más en la distancia, sufriendo y festejando la épica clasificación europea del Espanyol.


Robert Hernando.-  Hola Mauricio, ¿Cómo viviste la jornada del sábado con  la clasificación del Espanyol para la Europa League?

Mauricio Pochettino.- Pues imagínate Robert, una alegría enorme, en casa con toda la familia, sufriendo en la distancia y alentando al equipo en todo momento, nos pusimos el Espanyol en el ordenador y veíamos el Sevilla por la televisión. Cuando el palo de Iñigo Martínez me quería morir y después cuando marcó el segundo gol el Sevilla justo después todo fue una fiesta. Una alegría inmensa por el club y sobre todo por la afición que se lo merecía de verdad después de tantos años sin una alegría igual. ¡Nada más acabar el partido llamé a Calzón para felicitarle! ¡Estaba eufórico!

R.H.- ¿Cómo de positiva crees que va a ser esta clasificación para el futuro del club?

M.P.- Muy importante para la entidad y la afición, hay que jugar tres eliminatorias para llegar a la fase de grupos pero el Espanyol tiene capacidad para lograrlo, confío mucho en Rubi, me parece un entrenador extraordinario, un chico que sabe mucho de futbol, de la casa y con ambición, por él también me alegro mucho y por toda la plantilla. Imagina el año que viene el RCDE Stadium recibiendo a equipos como el Manchester United, Arsenal, Roma o Milán, eso sería precioso.

R.H.- ¡Se ha quedado una temporada preciosa!

M.P.- Pues sí, la verdad que sí, han pasado muchas cosas que han hecho felices a los aficionados del Espanyol y también a los del Tottenham y eso claro, me provoca una felicidad tremenda.

R.H.- El broche final para que las dos aficiones sean felices de verdad. ¡Ganar la Champions! ¿Percibes esa sensación de aliento de los espanyolistas?

M.P.- Sí claro que lo percibo, el periquito siempre me ha mostrado su cariño y su afecto igual que yo al club. Somos conscientes todo el cuerpo técnico que también mucha gente con corazón blanquiazul nos va a empujar en el Metropolitano con mucha fuerza.

R.H.- Muchas gracias Mauricio y mucha  fuerza para todos, para Toni, para Jesús, para Miguel, para Sebas y para ti, vuestro éxito será el nuestro, el de toda la familia espanyolista.

M.P.- Gracias a vosotros y a disfrutar del retorno a Europa ¡felicidades pericos!

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre