El R.C.D. Espanyol con sus 117 años de historia ha sobrevivido a la venta de diversos jugadores emblemáticos Marcial, Solsona, Canito, más recientemente Pochettino, Zabaleta, Osvaldo, etc…

Estoy acostumbrado a mis 57 años y toda una vida sufriendo por mi club, a decepciones que una más, ya me provoca indiferencia. Creo que la venta de Gerard Moreno no se ha realizado ni con transparencia, ni delicadeza hacia los socios y aficionados de nuestro club.

Hoy se nos va un posible ídolo y digo posible, porque tres temporadas en el primer equipo para mí no es suficiente para ello, se ha ido más pensando que crecerá y cobrará más en otro club que en el aficionado del R.C.D.Espanyol.


Con la venta de Gerard Moreno certificamos el fracaso del proyecto Chen, si es que alguna vez hubo un proyecto claro. La gestión de estos tres últimos años ha sido pésima, seguimos instalados en la mediocridad, esta es la realidad.

Para mí el principal culpable es el dueño del club. El Sr. Chen, nos ha mentido dijo “El Espanyol no volverá a vender jugadores por necesidad económica”.  Chen que no va a invertir esta temporada, pero quiere para la siguiente recuperar 30 millones de euros, totalmente inasumible tal y como está actualmente nuestro Espanyol.

Desde el primer día que llego se rodeó de una serie de Sres. Adolf Rousaud Viñas, Mao Ye Wu, Lu Zuilan, Wang Lirong, Zheng Zefeng, siguieron Àlvar Mallafré y se añadieron otros como Roger Guasch. Toda una corte de culés y algún chino, al que el nombre de nuestro club, sí que le sonaba a chino, valga la redundancia.

En lo económico se prevén de nuevo malos augurios. La ilusión con la llegada del Sr.Chen fue total, pero con el paso del tiempo, se ha demostrado que a lo único que ha venido ha sido a ganar dinero y en el mundo del deporte y sobre todo en el fútbol la única manera de ganar dinero es llegando a competiciones europeas, ganando títulos o vendiendo jugadores para ganar plusvalías.

Es su cortijo y no ha venido para servir al club, sino para especular. Todo lo demás son monsergas, que si el gobierno chino, que si las acciones de sus empresas, etc… Una persona que viene diez días a Barcelona y no ofrece ni una triste rueda de prensa al socio, que pasa totalmente de los accionistas, aunque sean minoritarios, que en la junta general en el apartado de ruegos y preguntas se quitó el pinganillo para no oír a la traductora, etc…

Se nos ha ido Gerard Moreno, los jugadores pasan y nosotros los aficionados los que realmente sufrimos, los que defendemos estos colores en el día a día, en el trabajo, en las escuelas, nosotros sí que somos los verdaderamente importantes, porque un club sin afición es un club muerto y mientras haya pericos, nuestro club nunca desaparecerá, porque lo mejor de todo es la afición y si hemos resistido 117 años, seguro que resistiremos muchos más a pesar de ellos… Visca l´Espanyol!

Ramón Rius 

Presidente del Perico Ferroviari y expresidente de la FCPE

1 COMENTARIO

  1. Totalmente de acuerdo. El mejor activo del club es intangible, es decir los aficionados.
    Los jugadores pasan y el club continúa. Una vez estén cobrados los abonos de la próxima temporada ya habrán otras salidas, quizás no mas de tres.
    Ya vendrán otros jugadores que también sean capaces de ilusionarnos y motivarnos para asistir al estadio.
    “Siempre que llovió paró”

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre