El inicio de temporada del Espanyol está sorprendiendo por el buen juego desplegado y también por la solidez defensiva demostrada, sobretodo, en el RCDE Stadium. El buen comienzo iguala la marca conseguida por el equipo blanquiazul en la temporada 1935/36, cuando los pericos ganaron sus tres primeros partidos como locales sin conceder ningún gol.

En aquella ocasión se ganó a Barça, Osasuna y Betis y este año se ha hecho lo mismo con Valencia, Levante y Eibar. Buena dinámica y un dato positivo después de varias temporadas empezando con poca fuerza.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre