Tras años haciendo cálculos para no bajar de categoría y finalmente acabar en mitad de tabla… Tras años de burlas ajenas y cabreos propios… ¡SÍ, SOMOS DE EUROPA!

No se vosotros, pero a mi aun me cuesta creer lo vivido el sábado. Tengo 19 años y, por suerte o por desgracia, no recuerdo la final de Leverkusen… Desde que mi abuelo me contagió el sentimiento perico he tenido un sueño: ver al Espanyol clasificarse para Europa. Y creedme, ahora que es una realidad, es mucho más bonito de lo que jamás llegué a imaginar.

No hay palabras suficientes para explicar que significa ser perica, del mismo modo que no las encuentro ahora para definir mis sensaciones del pasado sábado. Sigo tarareando Amour Toujours y, me emociono al ver imágenes y recordar lo vivido. Sin lugar a dudas, estuve en el templo perico un día que pasará a la historia, por todo lo que significa esa 7a plaza.


Una 7a plaza lograda gracias al esfuerzo, a la ilusión y a la confianza cuando más difícil era levantar cabeza. Un billete a Europa logrado por una plantilla que cuenta con buenos jugadores y con grandísimos canteranos.

Esa es una de nuestras grandes fuerzas: la cantera. Ver a Melendo, que ha pasado por todas las categorías del fútbol base, celebrar la 7a plaza en medio de una multitud de gente que ríe, llora, canta y celebra la vuelta a Europa… Difícilmente habrá en el fútbol momentos más bonitos que estos.

¡Gracias Rubí! ¡Gracias equipo! Y, sobre todo, perdonad que en algunos momentos hayamos perdido la paciencia con vosotros. Juntos habéis logrado lo que tantos pericos anhelábamos mientras otros decían: ‘’este equipo no da para más.’’ A sido difícil llegar hasta aquí, pero sin duda ahora es nuestro momento. Y bien merecido nos lo tenemos.

El Espanyol está creciendo y, me atrevería a decir que, más que nunca. No solo futbolísticamente, si no que la ‘marca’ RCD Espanyol de Barcelona se está haciendo más visible. Ojalá la temporada que viene haya más socios, más ingresos económicos y, sobre todo, que siga habiendo jugadores que lo den todo por esta camiseta. Es ahora cuando debemos aprovechar el momento y volar más alto que nunca.

Ha costado mucho tiempo volver a llegar hasta aquí: saboreemos esta victoria.

Isaura Valle Olivé

 

Comentarios

Comentarios

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre