Presión. «La llegada del míster y el derbi nos lo tomamos como un punto de inflexión. Mostramos a nosotros y al exterior que estamos vivos y que lucharemos hasta el final por ese reto tan bonito».

Villarreal. «Sería un chute de energía grandísimo. Saber que estamos haciendo las cosas bien y, sobre todo, una gran alegría para los miles de desplazados pericos que habrán allí. Les estamos muy agradecidos y daremos todo para no fallarles».

Rendimiento personal. «Hasta el 22 de mayo, cuando acaba LaLiga, son los cuatro meses más importantes de mi carrera deportiva, tememos que vivir y sentir para sacar esta situación adelante. Un club con esta historia y orgullo no se puede permitir el lujo de estar donde estamos. Estoy para sumar, para cuando el míster me necesite. A lo largo de mi carrera he vivido de todo. Cuando estás fuera, y en una situación tan compleja, sufres más»:


Futuro. «Mi sueño ha sido retirarme en el Espanyol, pero con el corazón en la mano no pienso en eso. Si se salva el Espanyol y me tengo que ir, lo firmo. Es lo que siento. Lo único que me quita el sueño es el aspecto colectivo».

Desplazamiento. «El perico nunca se rinde, con eso te lo resumo todo. Siempre está al lado de su equipo, en las circunstancias que esté y lo demuestra. Nos quitamos el sombrero, se lo agradecemos y todos daremos lo que esté en nuestra mano para ir sumando puntos y partidos»:

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre