Jordi Sabaté Pons es una de las personas más queridas entre los seguidores blanquiazules. Su enfermedad de ELA no le impide demostrar las ganas que tiene de seguir adelante y vivir pendiente de una de sus grandes pasiones, el Espanyol. En su perfil de Twitter, ha celebrado el ascenso a Primera tanto como ha podido.

Pese a que no puede moverse, hablar, comer, ni beber y respira con dificultad, Sabaté ha brindado con cerveza por la gesta de su equipo mientras sonaba el himno del club. Un brindis que ha dedicado al mítico capitán fallecido, Dani Jarque.


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorLas mejores imágenes de la celebración del ascenso
Artículo siguienteLas 5 claves de una buena quiniela

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre