El empate del Espanyol en Anduva, sumado a las pobres sensaciones ofrecidas por el equipo, ha terminado con la paciencia de la afición blanquiazul. Al finalizar el partido contra el Mirandés, las redes sociales ardieron: los seguidores pericos señalaron a los principales culpables de esta situación.

Rufete, Vicente Moreno y los jugadores quedan muy tocados para la afición del Espanyol. El primero por ser el responsable de confeccionar una plantilla con muchas carencias pese a contar con el mayor presupuesto en Segunda División, mientras que la apatía y el mal juego del equipo es responsabilidad de Vicente.

Evidentemente, los jugadores no pueden escapar de las críticas feroces y muchas son las voces que señalan a la plantilla. Tras el vergonzoso descenso de la temporada pasada, no está dando motivos para redimirse.


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorEDITORIAL LCD.- Rufete no puede seguir ni un minuto más
Artículo siguienteEl filial pierde el derbi y se complica la vida (0-1)

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre