El lunes a partir de las 21.00h se enfrentarán Málaga y Espanyol en la Rosaleda. El equipo de la Costa del Sol y los periquitos tienen algo en común, más allá de los colores blanquiazules. Se trata del legado que dejó en ambas canteras Josep Manel Casanova. El catalán fue el hombre encargado de crear un modelo de fútbol base en los dos clubes y en los dos sitios se recuerda su figura con gran cariño.

El lunes podrían coincidir hasta 15 jugadores que fueron captados durante su época de trabajo tanto en Málaga como en la Ciudad Deportiva Dani Jarque. Por parte malaguista: Ramón, Ismael, Juande, Cristo, Hicham, Gonzalo, Larrubia, David López, Darder, Calero, Melendo, Lluis López y Álex López.

A Calero lo fichó para el Juvenil del Málaga y ahora se encuentra en el primer equipo espanyolista. Caso parecido el de Darder, con un matiz. Al balear lo fichó primero para el Espanyol y más tarde se lo llevó a Málaga hasta su venta al Lyon con posterior regreso a la ciudad Condal.

Sin duda, una capacidad especial para captar talento en cada uno de los rincones futbolísticos.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre